CULTURE | , , ,

#ChangeIndustry: artistas contra el plagio



David comiéndose a Goliath no es una imagen recurrente en la industria creativa. Más bien al revés y, por ello, artistas emergentes se ven desamparados ante el plagio o la copia de sus ideas por parte de grandes nombres del sector. ¿Tendremos ante nuestros ojos un nuevo ejemplo? Chris Brown vuelve a estar en el centro de la polémica con el lanzamiento de su nuevo videoclip “Wobble up”, en colaboración con Nicki Minaj y G-Eazy. El músico norteamericano, que hace años fue sentenciado por abuso y acoso, es el co-director del vídeo junto a su frecuente colaborador Arrad. En él, imágenes de mujeres hipersexualizadas nos llevan por un universo tropical lleno de twerk y freestyle. Algunas de estas imágenes son el objeto de la crítica, y es que el artista alemán Marius Sperlich denuncia que están más que inspiradas en dos de sus obras realizadas y compartidas online durante 2018.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Apparently my work got copied by the director who made the new @chrisbrownofficial @nickiminaj @g_eazy music video “Wobble Up” – without permission, without credit – along with works of other famous artists like @tonyfutura and @vanessamckeown  #changeindustry For reference: A concept of @tonyfutura got copied, too. (Last two pictures) Intellectual Property has to be protected at any cost! Now that the internet and social media proliferate content instantly. We need to make sure that the creative source is present from first launch. This unfortunately happens offers in the creative industry. Nowadays its very easy to copy things. For many the internet is just an open source of concepts, ideas and free content. Nobody cares about creation, originals and credit anymore. Especially if you are a young and an emerging artist….most cant afford a lawyer for a lawsuit. So most of them remain silent – We won’t stay silent. Thanks for your help.

Una publicación compartida de Marius Sperlich (@mariussperlich) el

La acusación del artista pone sobre la mesa la común interpretación de Internet como una fuente abierta de ideas y contenidos y el hecho de que la Propiedad Intelectual deba ser protegida a todo coste. Sperlich denunció la situación a través de un post de Instagram en el que comparaba las dos escenas supuestamente copiadas: la de un pecho con un regulador de temperatura en el pezón y la de una isla en medio del agua en la que se percibe la forma de dos nalgas, y en la que los protagonistas bailan y toman el sol. Junto a esto, señaló que también el trabajo de los artistas Tony Futura y Vanessa Mckeown fue plagiado.

“Desafortunadamente, esto pasa a menudo en la industria creativa”, explica Sperlich, añadiendo que muchos artistas, sobre todo jóvenes, permanecen en silencio ante esta situación por no tener la fuerza para competir contra grandes empresas. Ya que los tres artistas mencionan que en ningún momento fueron contactados por el equipo detrás del videoclip de Chris Brown para pedir los créditos de sus obras, han comenzado una campaña a través del hashtag #changeindustry. El crédito salva la creatividad.

  • popup news

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

jueves, noviembre 21st, 2019

¿sabías que los océanos están en peligro?

- BOARDSPORTS CULTURE Films -
lunes, noviembre 18th, 2019

Una tarde de música electrónica en Nica

- ART CULTURE EVENTS MUSIC -
jueves, noviembre 14th, 2019

Observar, conectar, celebrar: manual de creatividad

- Books CULTURE -