ART, Books, CULTURE | , ,

#lamonoPLEASURES: el thyssen en el plato, 25 pinturas convertidas en receta



Hay personas que allá donde vemos inspiración, vemos algo comestible. Y es que, todo es susceptible de convertirse en un apetitoso emplatado, con sus distintas texturas, colores y sabores. Así pensaron los creadores de El Thyssen en el plato, el nuevo libro con el que el museo madrileño quiere continuar su recorrido gastronómico a través del arte. Veinticinco obras de su colección permanente han servido a 25 chefs españoles de renombre para crear tantos platos inspirados en su sentido y estética.

Los chefs seleccionados recorrieron las salas del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en busca del ingrediente básico para su receta: una obra de arte. Andoni Luis Aduriz, por ejemplo, lo encontró en la obra Venecia era toda oro (1961), de Lucio Fontana, mientras que Juan Mari y Elena Arzak se inspiraron en las composiciones abstractas de Piet Mondrian para idear su receta. El constructivismo ruso llega a la cocina de la mano de Carme Ruscalleda y el artista László Moholy-Nagy y, por su lado, el chef Roberto Martínez Foronda se sumerge en los sueños de Salvador Dalí.

Según el director artístico del Thyssen, Guillermo Solana, “algunos de ellos crean réplicas muy literales del cuadro en el plato; Carme Ruscalleda recomienda incluso un plato rectangular “para recrear con más detalle” un Moholy-Nagy. O Paco Torreblanca con su tarta kandinskiana. A veces la afinidad se concentra en una técnica, como el dripping pollockiano de Sacha Hormaechea. O en un detalle en trompe l’oeil, como la piel de tigre de un cuadro de Dalí simulada con tinta de calamar sobre láminas de boniato fritas por Roberto Martínez Foronda. Pero la conexión entre cuadro y plato no tiene por qué ser el color ni la forma. La mejor “traducción” de un paisaje boscoso puede ser un plato de setas, según demuestran en sus respectivas creaciones Víctor Arguinzoniz y Paco Morales”.

¿La cocina como arte visual o la pintura como arte gastronómico? Podría decirse que cada cuadro tiene un sabor, que todos los ingredientes de una receta se convierten en pinceladas. Si quieres saber a qué saben Pablo Picasso o Mark Rothko, la respuesta es El Thyssen en el plato.

Si quieres saber más sobre nuestras experiencias gastronómicas síguenos en Instagram: @lamonopleasures

  • popup news

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

miércoles, junio 26th, 2019

Por fin: los 20 FINALISTAS del #GinMGlamonophotoawards 2019

- ART Photography -
martes, junio 25th, 2019

hotspot recomendado: dot café bar, el arte del buen comer

- CULTURE Society -
miércoles, junio 19th, 2019

#RidingTheWorld: El puente de cristal de Taihang

- CULTURE Society -