CULTURE, EVENTS, Reviews | , , ,

#lamonoPLEASURES: el cabaret del edition barcelona, una experiencia sensorial



Jueves, 21:00h de la noche. Nos adentramos en las calles del Gótico barcelonés para acudir a la llamada de algo que late bajo el subsuelo. No, no hablamos de alguna historia parecida a los Goonies, sino del nuevo espectáculo de cabaret, hedonista y elegante, que hace vibrar las entrañas del Barcelona Edition, la novedad hotelera que ha abierto sus puertas hace un mes con el aval de Ian Schrager, uno de los creadores de Studio 54. Y si de algo sabe, además de negocios, es de crear puro entretenimiento: una buena fiesta no debería de tener secretos para uno de los creadores del concepto de ocio nocturno. Y allí, estábamos, a las 21:00h de la noche, como un clavo, ante un neón rojo intenso, en el que se leía la palabra Cabaret, precisamente para adentrarnos en Cabaret Barcelona, la propuesta del hotel en este campo, un mix entre espectáculo y gastronomía. Una persona nos daba la bienvenida, y después, una escalera oscura nos adentraba en el subsuelo. La aventura estaba apunto de empezar.

Como si de un viaje en el tiempo se tratase, comenzamos la experiencia, envuelta en cortinas de terciopelo rojo y luces ténues, con un delicioso cóctel de Vodka Absolut Elyx en el cocktail bar, la señorial barra que nos da la bienvenida en este espacio con sabor clandestino. A continuación, nos sentamos en la zona de mesas, de esas redondas con un banco que las rodea por dentro. Hay un pequeño escenario, un aro colgando en el techo sobre nuestras cabezas. Algo está a punto de pasar.

Y entonces, se nos pone delante una especie de elixir mágico. Una copita con una esfera azul dentro que te explota en la boca liberando sabores a frutas del bosque. Es un chupito de vodka de bienvenida, pero Johnny, nuestro guía en esta travesía, nos anima a tomarlo para dar por comenzada la experiencia. ¿Nos atrevemos? Claro que sí.

Y entonces, empieza el festín: el menú está dividido en seis platos que exploran diferentes texturas, sabores y colores. Precisamente el color es el leitmotiv de este viaje gastronómico. Comenzamos con el plato Blanco y Negro, un sashimi de calamar con caviar y un ravioli de cangrejo real y pera, servidos en una tabla de ajedrez. Se trata de un bocado fresco y sabroso que realmente nos sorprendió por la calidad y cremosidad de los ingredientes y lo bien que funcionaba como primer mordisco. Definitivamente queríamos más. Después, cambiamos de tercio con el plato Naranja, unos mejillones frescos cocidos en su propia sal y toques de boniato, otro entrante fresco y con un planteamiento innovador. Seguimos con el primer plato caliente, el Amarillo: una deliciosa corvina con salsa de azafrán, puré de remolacha y zanahoria amarilla. Una auténtica maravilla que empezaba a sentar las bases de este viaje gastronómico. ¿Qué sería lo siguiente?

Lo siguiente sería el Marrón, un color que nos evoca tierra, sabores orgánicos. Por eso, los protagonistas de este plato serían la seta Portobello y el Tupinambo. Si no sabéis bien lo que es, es lo vamos a poner fácil: es un tubérculo originario de America del Norte, y es también conocido como “alcachofas de Jerusalén” o “castañas de tierra”. Sea como sea, el tupinambo está hecho para emparejarse con las setas, y aquí la unión llega a un nivel de alta cocina. Después de esta lección, seguimos el recorrido sensorial por el color Púrpura, con un maravilloso magret de pato cortado a tiras, acompañado, no podía ser de otra forma, por la hortaliza púrpura por excelencia: la remolacha. Un sabroso plato ácido y sabroso que ponía punto y final a los salados. O casi: porque el plato Blanco, esta concebido como postre, pero presenta una mezcla interesante, la coliflor, el coco y el chocolate. Los tres ingredientes están presentados en diferentes estructuras que hay que romper con la cuchara, para comer a la vez. Y el resultado es extraño, a la par que estimulante. ¿Has probado la coliflor de postre alguna vez?

Y a todo esto, el resto de nuestros sentidos estaban siendo estimulados desde el tercer plato. Primero, se nos embarcó en una nave espacial a través del increíble mapping que se fue proyectando en las paredes para simular el viaje sideral, mientras una dulce voz nos animaba a prepararnos para el meneo. Y ahí comenzó todo: este espectáculo ha sido creado por Manumission, la famosa compañía de Ibiza que ahora traslada ese savoir faire al nuevo Edition. Así, durante la comida, la intensidad del espectáculo fue aumentando: del viaje, a increíbles acrobacias en aro suspendido, a baile conceptual encima de la barra, pasando por una dulce melodía cantada por una ninfa que parecía haber salido de un cuadro prerrafaelita. Y el final no podía ser de otra manera: un Sweet Dreams Are Made of This, un hitazo atemporal en el que nos pusimos las máscaras para acabar el fin de fiesta totalmente mimetizados con lo que estábamos viendo.

Desde luego, el Cabaret del Edition es toda una experiencia. Comer con espectáculo no es una cosa nueva, pero en este espacio se ha conseguido llevar este arte a un nivel muy elevado. Desde luego, hay que vivirlo. T: Antonella Sonza

Si quieres saber más sobre nuestras experiencias gastronómicas síguenos en Instagram: @lamonopleasures

  • popup news

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

martes, julio 16th, 2019

lamonoNEWSPAPER 008: el cambio como motor

- CULTURE Society -
lunes, julio 15th, 2019

review: #GinMGlamonophotoawards 2019, el rostro del cambio eres tú

- Destacado2 EVENTS lamono -
lunes, julio 15th, 2019

Obey x 12 pulgadas: live painting y hip hop este jueves en la balmesiana

- Agenda EVENTS -