CULTURE | , , ,

#lamonoPLEASURES: chicha limoná, la meca del vermuteo



DSC_0193

Aunque parezca mentira, fuimos por primera vez a Chicha Limoná hace solo una semana. Ubicado en Passeig de Sant Joan, su local se ha convertido ya en la meca para los amantes del vermut, las conservas y el tapeo. Ideal para ir con los amigos y dejarles encantados, su carta está pensada para compartir. Con platillos que fusionan la tradición y el producto local con ingredientes exóticos y técnicas modernas. Desde pescadito frito con mayonesa cítrica y mejillones al saque, hasta huevos ecológicos con migas manchegas y jamón ibérico y canelones con bechamel de setas y aceite de trufa. Aunque esta es solo una pequeña parte de todo lo que esconde su cocina.

Fuimos a visitarles un sábado soleado, de esos en los que lo último que quieres es encerrarte en casa. Y lo decimos porque estaba a petar. Nos tocó una mesita al lado del enorme ventanal que da al paseo. La decoración del local (que es enorme) es una mezcla entre Modernismo catalán, con el suelo de azulejos y mesas de mármol, y un estilo industrial, con estanterías de metal y paredes de obra vista. Nos prepararon un menú degustación que arrancó con un cóctel de bienvenida; un Lost in Translation, con GinRaw, licor de cereza, yuzu, flor de saúco y flor de Sichuan. Y es que tras la barra preparan buenos cócteles de autor y al caer la noche el ambiente se anima a otro nivel. Como aperitivo, probamos una crema de calabaza con curry de coco y huevos de salmón súper rica, seguida de unas croquetas de bacalao y pimientos del piquillo. Era el momento de un buen vino.

Como entrantes fríos, probamos la ensalada de patata ratte con encurtidos, huevo, almendras y vinagreta de miel y mostaza, y el sashimi de salmón curado con berros, ponzu de maracuyá y raíces de remolacha. El sashimi nos encantó porque, aparte de un color y una presentación súper bonitos, estaba muy sabroso y bien cortado. Llegó el momento de la carne, con una presa ibérica marinada durante dos horas y cocida a baja temperatura, polvo de olivas negras, piparras, remolacha y queso. A esto le siguieron los tacos de ‘carnitas’ con chiles en escabeche casero, que preparas tú mismo al gusto. De postre, boniato confitado con canela, anís y cardamomo, crumble, crema inglesa y helado de yogur. Qué helado más bueno… Pero no hay que olvidar que ChichaLimoná nació con el afán de convertirse en una auténtica vermutería como las de toda la vida, así que ir a vermutear un día es obligatorio. Ya sea en conserva, para probar sus berberechos, mejillones, navajas o calamares, u otros clásicos como el pan de coca con tomate, olivas, ensaladilla rusa, anchoas y boquerones. Necesitamos un vermut ya.

Si quieres saber más sobre nuestras experiencias gastronómicas síguenos en Instagram: @lamonopleasures

DSC_0022

DSC_0102

DSC_0114

DSC_0137

DSC_0149

DSC_0283

DSC_0190

DSC_0216

DSC_0232

DSC_0282

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

jueves, mayo 17th, 2018

3,2,1…abierta la convocatoria de In-Edit

- CULTURE -
miércoles, mayo 16th, 2018

una transgresora idea de reciclaje: casas de plástico

- CULTURE -
martes, mayo 15th, 2018

vimeando: el arte clásico puede ser muy punk

- CULTURE Films -