CULTURE | , , ,

#lamonoPLEASURES: billy brunch, nuevo paraíso para los amantes de los eternos desayunos



Pasar las vacaciones en la ciudad puede ser muy duro, sobre todo si entras en Instagram y empiezas a ver los destinos paradisíacos y comidas jugosas que exhiben todos tus amigos. Por eso creemos que, si te ha tocado quedarte en Barcelona este verano, vas a necesitar una motivación extra que te haga salir un poco de tu rutina. Deja el móvil a un lado y concéntrate: lo que necesitas es un brunch de verdad y no tendrás que ir muy lejos para conseguirlo. Situado en el Eixample, en la calle Bailén, está Billy Brunch, un nuevo espacio que lleva abierto cuatro meses, pero que se ha consolidado como el plan de mañana ideal. Abierto todos los días del año, te permite desayunar a cualquier hora del día y su carta de brunch recoge todos los clásicos, pero también algunas propuestas especiales y originales, que nos transportan a los orígenes de los dueños del local, de Francia y Marruecos. Así, no falta el típico brunch americano, con huevos revueltos, una torre de pancakes con sirope de arce, salchichas, bacon y patatas. Pero también tenemos toques del Magreb, como el tagine de verduras o el Chakchouka, un plato especiado hecho a base de huevos con tomate, pimientos y cebolla.

Fuimos a hacerles una visita y el espacio nos pareció muy fresco y luminoso. Nos pedimos unos smoothies (también preparan cócteles como la Mimosa, el Bloody Mary, el Mojito o Aperol Spritz). Para arrancar, apostamos por su ensalada Cesar, con parmesano crujiente y guacamole y seguimos con unos huevos benedict con bacon, deliciosos. También quisimos probar su pollo al curry mauriciano, presentado de forma muy sencilla y con un sabor ligero. Billy, el dueño, nos contó que es una receta de su madre y que el objetivo es mantener ese espíritu casero. Entre su apuesta saludable, no faltan la tostada de aguacate con chía, el tazón de açaí o el bol proteico de quinoa y nos quedamos con ganas de probar la tortilla de queso feta y aceitunas. Pero teníamos que dejar espacio para el dulce. Y no nos quedamos cortas: fuimos directas a los pancakes con frutas, sirope y chantilly. Qué ricos, no dejamos nada.

En realidad, nos costó elegir el postre porque todos los dulces tenían una pinta brutal: tostada francesa con chantilly, yogur griego con frutas y granola y unas tartas que alimentaban con solo mirarlas. Lo bueno es que tenemos muchos días por delante y muchas ganas de brunch y, sin duda, Billy Brunch ha llegado a la ciudad para quedarse.

Si quieres saber más sobre nuestras experiencias gastronómicas síguenos en Instagram: @lamonopleasures

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

martes, noviembre 13th, 2018

#lamonoPLEASURES: bar veraz, reinventando lo auténtico

- CULTURE -
lunes, noviembre 12th, 2018

Conserve the Sound, el baúl de los recuerdos sonoro

- CULTURE Society -
lunes, noviembre 12th, 2018

black lives matter: arte y activismo contra el racismo

- ART CULTURE Destacado2 Society -