ART, CULTURE, Destacado2, Society | , , ,

#lamonoCHATS: Playtronica y la voz del tacto



Sillas viejas de madera cobran vida. Piñas, juguetes y flores se convierten en sencillas melodías al ser tocadas con las manos. El tacto crea una tonalidad modelada y todo lo que nos rodea se convierte en sonido. De esta manera, los objetos cotidianos cambian su identidad para redefinir, de una manera creativa y accesible, el mundo que nos rodea. Arte, entretenimiento y educación se unen a través de una plataforma que anima a crear, y su labor es una maravilla. Estamos hablando de Playtronica, una propuesta que concibe la música como un juego, dando voz y alma a todo lo que nos rodea. Se trata de un colectivo internacional dedicado a crear performances auditivas interactivas. Su fundador, Sasha Pas, trabaja con prácticas interdisciplinarias explorando nuevos tipos de interacciones entre el hombre y la tecnología con la ayuda del sonido como medio. Sin duda alguna, la mejor forma de conocer esta propuesta tan interactiva es adentrándonos en su universo acústico. ¿Te adentras con nosotros a este juego de sonidos? Charlamos con él para ver sonidos y escuchar colores. T: Marga Marquès / F: Daria Malysheva

Cuéntanos: ¿Qué es Playtronica? ¿Cómo empezó todo? Playtronica nace en Barcelona en el año 2012. Después de trabajar como productor de teatro y director de arte, decidí desarrollar una plataforma de música electrónica para niños, inspirado en lo que estaban haciendo desde Sonar Kids en ese momento.

¿De dónde surgió el nombre de este proyecto? Tan simple como la traducción del propio nombre Playtronica al inglés. Se trata de un juego con la electrónica, dónde tú tocas música y jugáis juntos.

Touchme y Playtron son los dos dispositivos de Playtronica, ya que permiten transformar el tacto humano en notas midi. ¿Cómo funcionan estos dos aparatos? Todo objeto que tiene la capacidad de conducir electricidad puede ser transformado en un instrumento musical. Los humanos también. Nosotros conectamos personas y objetos a una cadena. De esta manera, transformamos el tacto en sonido, pero si la cadena está rota, no hay señal ni luz y, por consiguiente, tampoco hay sonido. En relación a los dos dispositivos de Playtronica, cabe decir que con el Playtron es posible asignar hasta 16 objetos diferentes a distintas notas musicales. Con TouchMe, en cambio, puedes jugar con el tacto en seres humanos y, en este caso, la intensidad del estímulo controla el tono del sonido.

Para músicos y otros creadores en el mundo del arte, la tecnología es una herramienta que está ganando cada vez más fuerza, ya que se están haciendo cosas muy interesantes con ella. ¿Qué te parece la mezcla entre tecnología y arte? Yo creo que el arte ha estado vinculado a la tecnología desde los inicios de la ciencia, proporcionando nubes creativas de investigación y desarrollo.

Vuestros proyectos han sido expuestos se han exhibido en grandes ciudades como Moscú, San Francisco, París, Londres, Berlín y Barcelona. ¿Cómo ha sido vuestra evolución durante este tiempo? La parte más interesante es el hecho de trabajar con la gente. Con los talleres de música organizados desde Playtronica, “medimos” las emociones y reacciones humanas, involucrándonos en la improvisación espontánea. En este sentido, cabe decir que cada ciudad es diferente. Eso lo hemos aprendido tocando música con los ciudadanos de distintas ciudades. Aun así, también nos hemos dado cuenta que, sea la ciudad que sea, hay algo que siempre permanece constante: la magia de la comunicación sin palabras.

Este año formáis parte de la nueva edición del Curtocircuito, el festival de cine internacional que se celebra en Santiago de Compostela del 29 de septiembre al 7 de octubre. Contadnos, ¿Qué tenéis preparado para el festival? ¿Qué podremos descubrir acerca de vuestro proyecto? Hemos preparado la presentación de un proyecto que tenemos a largo plazo, además de una serie de actuaciones musicales creadas en diferentes ciudades, utilizando sus sonidos como voces y las personas como instrumentos. La audiencia se convierte en jugadores activos. Juegan con las personas, tocándolas: interactúan, se escuchan, juegan, tocan e imaginan su propia ciudad desde diferentes perspectivas sonoras. Esta actuación es un homenaje a los experimentos de los compositores de vanguardia soviéticos de la década de 1920, que trabajaron en una nueva era del sonido, la música de la industrialización, el ruido de las fábricas y las ciudades en rápido desarrollo. Al mismo tiempo, se trata de una investigación en el campo de la ecología acústica. Enfocado a la gente local y a los sonidos locales, nuestro objetivo es reflejar el entorno auditivo local.

¿Cuál es el proyecto de tus sueños? Me encantaría fundar una orquesta con todas las personas del mundo, seriamente. Cada uno tendría su propia voz en esta gran sinfonía.

La tecnología está invadiendo todos los campos de nuestra vida. Como dice Spiderman, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. ¿Cómo crees que será el futuro? Supongo que el mundo del futuro se mantendrá mediante tecnologías invisibles controladas por un pequeño grupo de personas. Escalofriante. Los humanos aprenderán a usar su cuerpo para comunicarse con las máquinas y la velocidad aumentará dramáticamente. Quien sabe lo que puede pasar en esas circunstancias.

¿Tenéis pensado expandiros a otras ciudades? ¿Qué nos podéis adelantar de los próximos proyectos? Hemos planeado traer la Sinfonía para berlineses y parisinos, pero lo ideal sería que el proyecto viajara a una ciudad diferente cada mes.

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

lunes, diciembre 10th, 2018

instagram recomendado: ccc, 8 sillas en ocho países

- ART DESIGN -
lunes, diciembre 10th, 2018

#CápsulasDeInspiración: Laura Arrue se refugia entre líneas refrescantes

- ART Illustration -
lunes, diciembre 10th, 2018

Expo recomendada: Thunder inside of the Insight de María Coma

- Agenda ART EVENTS Photography -