CULTURE | , ,

#DistortedRealities: la soledad desespera, Firbo, ¿el robot para combatirla?



Nunca en la historia hubo tantas plataformas de comunicación y, aún así, nunca estuvimos tan incomunicados. Nunca antes hubo tanto contenido por compartir, pero jamás nos hemos sentido más solos. ¿Será que el otro cada vez importa menos? ¿Será que nos estamos deshumanizando, automatizando nuestras funciones como si fuéramos robots? Pues, hablando de robots… para combatir la soledad y el aislamiento (y sus efectos nocivos), investigadores coreanos han dado a luz a Fribo, un producto pensado para jóvenes solitarios.

A diferencia de muchos otros robots construidos para el hogar, Fribo no pretende ser social en sí mismo, sino fomentar la socialización en otros, alentando a enviar mensajes de textos entre sí. De esta forma, si cada uno tuviera uno de estos, se crearía una suerte de espacio de vida virtual donde las personas jugarían la ilusión de estar reunidas, aunque físicamente asiladas.

¿Cómo funciona? Fribo escucha la actividad de los usuarios, como cuando alguien llega a casa, enciende una luz, aspira o abre una nevera. Esta información se comparte con el resto del grupo. “¡Oho!”, dice el robot. “Tu amigo abrió la puerta de entrada. ¿Alguien acaba de llegar a casa?”. Quien reciba este aviso puede responder con un mensaje de texto al chat grupal.

Novedoso, sin lugar a dudas, pero controversial. Algunos lo comparan con las redes sociales a las que ya estamos acostumbrados y donde nos hemos adiestrado para compartir cada detalle de nuestra vida como si se tratara de un zoológico; pero somos nosotros quienes decidimos qué exponer en el muro y qué esconder debajo de la alfombra. Con Fribo no sería así. Por lo que, por buenas intenciones que tenga el proyecto en la teoría, en la práctica rasguña derechos tan cuidados (y ciudadanos) como la privacidad.

¿Queremos vivir en una especie de Big Brother donde todos conocen cada movimiento de nuestra intimidad? ¿Realmente impulsaría a la socialización de las personas? Un problema tan arraigado hoy en día requiere de políticas sustanciales, de fondo, capaces de perdurar en el tiempo y enfrentarse cara a cara al desinterés que hemos cultivado por el otro en esta sociedad individualista donde el parecer es siempre más que el ser y el tener más que el estar. ¿Pesimista? Quizás. Ojalá fuera tan fácil; ojalá me equivoque. Bienvenido, Fribo. T: Vic Vanella (Via The Verge)

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

jueves, julio 19th, 2018

#lamonoPLEASURES: cócteles de autor, american bbq y vistas de infarto en seagram’s ny rooftop

- Agenda CULTURE EVENTS -
miércoles, julio 18th, 2018

#lamonoPLEASURES: last monkey, un asiático con espíritu canalla

- CULTURE -
miércoles, julio 18th, 2018

Festivaleando por el mundo: ¿qué nos estamos perdiendo?

- Agenda CULTURE EVENTS MUSIC -