ART, Photography | , , ,

joan fontcuberta nos explica por qué las imágenes ya no son lo que eran



fontcuberta

Las imágenes han perdido su función original. Durante años, la fotografía sirvió como método de recopilación, un salvavidas de la memoria que permitía captar aquellos momentos que no queríamos dejar caer en el olvido. Aferrarse a los momentos vividos fue posible con su aparición a principios del siglo XIX y, desde entonces, su evolución ha sido constante. Hoy las fotografías han dejado de ser memoria para ser efímeras. Con la proliferación de las nuevas tecnologías, aquello que capturamos está destinado a ser desechado minutos más tarde. Sobre el valor, situación y futuro de la posfotografía reflexiona Joan Fontcuberta en su nuevo libro La furia de las imágenes.

Si el exceso de información que encontramos hoy en Internet conduce a la infoxificación – contaminación de la información, incapacidad de entendimiento y crítica debido a la saturación de resultados – la masificación de la fotografía nos ha llevado a una nueva situación en la que no importa tanto el poseer como el compartir. Hoy parece que todo está fotografiado y ya nada se basa en una técnica. Fontcuberta fue muy crítico con la llegada de la cámara en los teléfonos móviles. Tanto lo fue que se equivocó creyendo que no tendría éxito. ¿Quién querría hacer fotos con su teléfono? Todo el mundo. La democratización de la fotografía ha puesto una vez más el debate sobre la mesa y la línea de valor entre el profesional y el aficionado es cada vez más fina. “Vivimos o percibimos a través de las pantallas, que, como las sombras de Platón, son ahora nuestro acceso a la realidad”, afirmó en una entrevista en El País Semanal. Nuestra vanidad se percibe a través de las fotografías que compartimos en las redes sociales: “No queremos tanto mostrar la realidad como inscribirnos autobiográficamente en ella. No importa tanto el ‘ha ocurrido esto’, como el ‘yo estaba allí”. Y aquí entra en juego otro de los conceptos analizados en el libro, el selfie.

“La masificación de la fotografía nos ha llevado a una nueva situación en la que no importa tanto el poseer como el compartir. Hoy parece que todo está fotografiado y ya nada se basa en una técnica”.

Si el otro día hablábamos de la falsa sensación de comunidad que creamos a través de las redes sociales en nuestro artículo sobre el pensamiento de Bauman, los selfies y, en conjunto, todo este repertorio de fotografía banal que emana de las redes sociales, contribuyen a la construcción de una vida ficticia. “Ese repertorio de imágenes forma parte de la gran ficción, porque no da con la realidad de nuestras vidas, excluye el dolor, la tragedia o la muerte y por lo tanto es una forma de falsear lo que queremos recordar”. Y en este punto entra en juego también la falsificación de las fotos. Lo que en otros tiempos era un hecho novedoso, incluso delictivo ya que supondría la alteración de la realidad, hoy es un procedimiento común, aceptado y casi obligatorio. Y es que por qué no nos preguntamos, de las fotografías que subo a Instagram, ¿cuántas las publico sin filtro? Seguramente podría contarlas con los dedos de una mano.

La alteración de la realidad, la construcción de situaciones idílicas, el ensalzamiento del yo, la masificación, son elementos que, recurriendo de nuevo a Bauman, convierten al individuo en productor, consumidor y producto; en una mercadería. De nuevo, nuestra intimidad – si es que todavía tiene sentido seguir usando este término – se ve convertida en una exposición de libre acceso, sin pagar billete y para todos los públicos. Es el lugar donde enseñamos que nos divertimos, que somos felices, que comemos lo mismo que el resto, que vestimos ropas, que viajamos, que nacimos con brazos y piernas y, cuentan también, que con cabeza. T: Andrea Sánchez.

El-mural-del-beso

 

  • popup news

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

martes, mayo 14th, 2019

#CápsulasDeInspiración: Guillem Roig Serra, el consumismo ilustrado

- ART Illustration -
martes, mayo 14th, 2019

lamono #118 CITIZENS insights: simon davidson, habitantes de paraísos visuales

- ART Photography -
lunes, mayo 13th, 2019

Polaroid x Netflix: OneStep2 Stranger Things Edition

- CULTURE Photography Technology -