CULTURE, MUSIC | , , ,

featured in lamonoNEWSPAPER: las ‘girl bands’ resurgen y reclaman su espacio



Las mujeres también hacemos ruido

¿Qué tienen en común The Fabulous Ronettes, The Shangri-Las y The Shirelles? Si lanzáramos esta pregunta en Twitter la mayoría de usuarios no sabría de quién se trata y, los pocos que sí las supieran localizar en el mapa musical, contestarían que el denominador común entre ellas es el de grupos de chicas influyentes de la década de los 60. Sin embargo, si realizáramos el mismo ejercicio con los Beatles, The Beach Boys y los Rolling Stones la respuesta sería algo así como “tres de los grupos más influyentes de la década de los 60”. La diferencia es sencilla, la percepción de la mujer en la industria musical siempre ha estado marcada por su género. El concepto ‘girl band’ nació erróneamente como una manera de designar a formaciones musicales compuestas en su totalidad por mujeres, pero esa misma definición no la encontramos para hablar de grupos formados por hombres. De esta mala y sexista terminología surgiría, con los años, un concepto realmente interesante en la historia de la música. El título girl band pasaría a referirse a aquellas bandas musicales que, con sus letras, sonidos y actitudes sobre el escenario, contribuirían a visibilizar a la mujer en la industria. Empoderamiento, feminismo y rock & roll. T: Alex Jover / F: Primavera Sound

The Shirelles o cuando la chispa feminista se encendió

La implosión de las girl bands llegó en los años 50 y 60. Con el auge del doo-wop y la emersión de personajes como Elvis Presley o los Beatles también surgieron artistas femeninas dispuestas a hacerse hueco en la industria. Sin embargo, tal y como explica la escritora y musicóloga neoyorquina Elizabeth K. Keenan en el libro Women Make Noise, ellas no tendrían el mismo reconocimiento. Escribirían las letras, compondrían su música y actuarían sobre el escenario, pero para hacerlo, primero deberían vender su alma, su nombre como banda y su música a las discográficas. Así, era habitual que los grupos de artistas femeninos fueran cambiando de miembros, convirtiéndose en marionetas, víctimas del sistema patriarcal que imperaba en la industria musical. En la primera parte de la década de los 60, con la escalada del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, surgieron las primeras chispas del feminismo moderno, un movimiento que en la música amadrinarían las girl bands. Grupos como The Crystals o The Shirelles tenían la última palabra sobre sus arreglos musicales, como vestirse y moverse sobre el escenario. El single Will you love me tomorrow, posicionó a The Shirelles como el primer grupo afroamericano femenino en llegar a lo más alto de la lista Billboard Hot 100. Las girl bands se convirtieron para las adolescentes de la época en un espejo en el que mirarse. Las letras que escuchaban por la radio hablaban sobre la sexualidad, los chicos malos, tomar el control y en definitiva decidir por sí solas. Pero tras varios años de calma volvió un movimiento social nuevo y, en consecuencia, un tsunami de géneros nuevos.

90’s: la explosión del Riot grrrl

El punk rock, el garage y otros géneros en la misma línea se adueñaron de la escena musical de los 70. El rock se convirtió en algo duro y por tanto no apto para mujeres. Las girl bands no encontraban su lugar en esta nueva era musical dada la incomprensión del público, de una sociedad joven que no todavía no podía aceptar esa imagen de la mujer fuerte e independiente. Según la etnógrafa y musicóloga de la Universidad de Música de Londres, Sini Timonen, “en el rock, ‘el grupo’ era visto tradicionalmente (y aún lo es) como una arena masculina que ofrecía limitadas posibilidades para las chicas y mujeres”. Afortunadamente, que fuera difícil no significa que las artistas del momento no lo intentaran. The Slits, Siouxsie Sioux o The Raincoats son nombres que sobrevivieron a la época y representaban a la “chica punk” del momento, que con sus letras lanzaba a su audiencia femenina un claro mensaje de empoderamiento. Esta década oscura y complicada para el feminismo y las artistas dejó paso a un nuevo y prometedor género: Riot grrrl.

Ligado por completo al feminismo y a la escena alternativa musical, el movimiento Riot grrrl nace en Estados Unidos a finales de los 80 y principios de los 90, perdurando hasta la actualidad. El sentimiento de denuncia, la necesidad latente de cambiarlo todo, eran bases fundamentales de este fenómeno musical. La cultura del Do It Yourself (DIY), el hardcore y la eclosión final del feminismo ayudaron a florecer grupos como Bikini Kill, Huggy Bear o las rusas Pussy Riot.

Las Hinds, uno de los grupos que formaron parte del line-up del Primavera este año.

“Es necesario que exista mucho más volumen de propuestas femeninas con capacidad de atraer público, y eso no lo deciden ni controlan los promotores, tiene que ver con la educación musical, con los medios de comunicación y con la sociedad machista en la que aún vivimos” Jordi Herreruela, Cruïlla

¿Dónde están ahora las girl bands?

En la nueva era digital, las redes sociales y las plataformas gratuitas de distribución musical han dinamitado la industria tal y como la conocíamos para construir una completamente nueva, donde absolutamente todo el mundo tiene voz. Hoy en día puedes descubrir en Soundcloud y desde tu Iphone un grupo japonés con tan solo 50 seguidores. El reto para las girl bands actuales, como Hinds, Haim, Warpaint o Dum Dum Girls, ya no es que las escuchen sino que sean visibilizadas en esta densa marea 2.0 de grupos, entre inexpertos y profesionales, vintage o experimentales. Es decir, conseguir la igualdad de oportunidades en todos los escenarios posibles de la industria, siendo el circuito de festivales uno de los más claros y populares en la causa. El Primavera Sound –que justamente ha dado espacio a los cuatro grupos mencionados líneas atrás- y el Cruïlla son dos claros ejemplos nacionales que entre sus políticas de organización y creación de cartel añaden ahora la necesidad de conseguir la paridad de género en la industria. “Con el paso de los años hemos ido tomando conciencia de que hay un agravio comparativo con la presencia masculina en los festivales y es nuestra responsabilidad intentar corregirlo”, explica a esta cabecera la organización del Primavera Sound. De hecho, cerca de 40 festivales internacionales se han comprometido a presentar en 2022 un balance del 50/50 en sus carteles, en materia de igualdad de género. Y el Primavera va camino de conseguirlo. En la última edición, el festival catalán ha presentado el cartel con más presencia femenina de toda su historia. “Esta edición la valoramos muy positivamente, no solo por la abundante presencia de artistas femeninas en el cartel sino también por haber contribuido a generar debate y despertar sensibilidades sobre esta cuestión”, asegura la organización del festival. Asimismo, el director del Cruïlla, Jordi Herreruela, ha advertido sobre la necesidad de naturalizar la presencia femenina en los festivales e ir más allá de la paridad. “Es necesario que exista mucho más volumen de propuestas femeninas con capacidad de atraer público, y eso no lo deciden ni controlan los promotores, tiene que ver con la educación musical, con los medios de comunicación y con la sociedad machista en la que aún vivimos”, ha asegurado Herreruela.

Sin embargo todavía queda mucho por hacer. El hecho de que existan organizaciones como Mujeres de la Industria de la Música lo demuestra. Premiada con el Primavera Award 2018, esta asociación lucha por visibilizar a las mujeres en el sector y eliminar de una vez el estigma que encasilla a la artista por su género. Todas las variables en esta ecuación están dispuestas a poner de su parte para conseguir el objetivo: solo falta que, como dice Herreruela, la sociedad dé un paso adelante y demuestre su compromiso en pro de la educación y concienciación por la igualdad. ¿Estaremos a la altura de las circunstancias?

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

miércoles, agosto 8th, 2018

Absolut Manifesto se une a la fiesta del DGTL Barcelona

- Agenda EVENTS MUSIC -
jueves, agosto 2nd, 2018

concierto recomendado: mostaza gálvez en san pavón 2018

- MUSIC -
miércoles, agosto 1st, 2018

así pinta el futuro: desvelamos el programa DGTL Art & Revolution

- Agenda EVENTS MUSIC -