ART, Streetart | , , ,

el mural más grande del mundo está en méxico



enriquechiu_1

No hay sentimiento que sea más motor de cambio y levantamiento que el de solidaridad. Por eso, el artista mexicano Enrique Chiu ha apelado a esto para reivindicar que el ser humano es a veces, humanista, valga la redundancia. Sus murales reflejan el gran compromiso social que siente con su ciudad natal, Tijuana, ciudad de frontera, ciudad que día a día tiene que ver ese muro que la separa de Estados Unidos, país con un gobernante que apuesta por separar en vez de unir. Por poner barreras y límites en vez de acercar posturas. Y sí, por primera vez en la historia la connotación es a la inversa: construir es destruir, y destruir es construir.

Por eso, ya que esta larga pared forma parte de su panorama visual diario y de la propia identidad de todos aquellos que viven en Tijuana o San Diego, y ya que no va a desaparecer, el artista por lo menos ha querido hacerla bonita. A principios de 2017 comenzó con el tema, pero ha sido ahora cuando ha constituido el plan con todos sus matices: el proyecto ha tomado el nombre de The Mural of Brotherhood y planea pintar el muro entero con la ayuda de diferentes artistas mexicanos y americanos. En total 2600 voluntarios que se han presentado a la causa para llenar la superficie del muro de la discordia con mensajes de concordia. Así, este muro de 3,2 kilómetros de longitud será el mural más grande del mundo, certificado con el Record Guiness. El más grande para representar un sentimiento aún más enorme: el de comunidad y el de apoyo a aquellos que han tomado riesgos por vivir la vida que merecen. Unión ante la destrucción.

enriquechiu

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

jueves, abril 19th, 2018

video recomendado: 1959, un retrato íntimo de Evripidis Sabatis

- ART -
miércoles, abril 18th, 2018

instagram recomendado: PANTOP, muestras de la cultura visual contemporánea

- ART Illustration -
lunes, abril 16th, 2018

una maravilla: Skroll, el grabador de tarjetas de Stereolab

- ART -