ART, Painting | , ,

tarsila do amaral, paisajes sensuales



Abaporu

“Quiero ser la pintora de mi país”. Con esta sentencia arranca la retrospectiva que el Museo de Arte Moderno de Nueva York dedica este mes a la mujer que en 1923 firmó esa frase, la brasileña Tarsila do Amaral (1886-1973). La artista jugó a mezclar las ideas del arte moderno con la estética indígena de su país,  elemento que fue madurando y cobrando identidad propia y, para cuando murió, a los 82 años, ella había conseguido su sueño: convertirse en una de las pintoras más importantes en la historia de su país y de toda América Latina. Tarsila, perteneció a una familia de propietarios de plantaciones de café,  estudió piano, escultura y dibujo antes de partir a París en 1920 para asistir a la Académie Julian, la famosa escuela de arte que atrajo a muchos estudiantes internacionales. Durante las siguientes estadías en la capital francesa, estudió con André Lhote, Albert Gleizes y Fernand Léger, cumpliendo lo que llamó su “servicio militar en el cubismo”, llegando finalmente a su estilo característico de paisajes sensuales y vibrantes y escenas cotidianas.  Una exposición en el MoMA de Nueva York, trata de hacer un viaje de ida y vuelta entre São Paulo, su Estado natal, y París, donde la artista vivió en los años veinte y muestra su participación en una comunidad artística cada vez más internacional, así como su papel fundamental en el surgimiento del modernismo en Brasil. En 1928, pintó Abaporu para su marido, el poeta Oswalde de Andrade, que representa una figura alargada y aislada con un cactus en flor. Esta pintura emblemática inspiró el Manifiesto de la Antropofagia y se convirtió en la bandera de un movimiento artístico transformador, que imaginaba una cultura específicamente brasileña derivada de la digestión simbólica o “canibalismo” artístico de influencias externas. Con más de 100 obras, incluidas pinturas, dibujos, cuadernos de bocetos, fotografías y documentos históricos extraídos de colecciones de América Latina, Europa y los EE. UU. Tarsila do Amaral: Inventing Modern Art in Brazil Inventar el arte moderno en Brasil es una oportunidad única para explorar el trabajo de esta osada modernista.

Hasta el 3 de junio, The Museum of Modern Art, Nueva York, USA.

  • newsletter & social

  • advertisement

También te puede interesar.

domingo, abril 22nd, 2018

zbigniew dłubak, el heredero de las vanguardias

- ART Photography -
domingo, abril 22nd, 2018

muntean/rosenblum, this is not an exit

- ART Painting -
sábado, abril 21st, 2018

robert frank, el fotógrafo más influyente

- ART Photography -